lunes, 10 de noviembre de 2008

El templo de la cúpula de oro



Hoy, una de las mejores colaboradoras (tanto a nivel profesional como a nivel personal) que he tenido nunca me ha contado que se va a aplicar en propia carne lo de 'año nuevo, vida nueva': deja el despacho y se va a Nueva Delhi a trabajar con los hambrientos y los sin techo. Le he dicho lo que pienso, y es que me alegro mucho por ella. Hubo un tiempo en que pensé en hacer lo propio; razones diversas –fundamentalmente mi propia cobardía- hicieron que no diera el paso. Ella lo da, y yo me alegro por ella y también por la gente que la conocerá allí.

Me gusta un relato de Tagore que lleva por título “El templo”, dice así:

"Señor", dijo el cortesano a su rey-, "Norottam, el santo, jamás se ha dignado entrar en el recinto de tu glorioso templo."
"Canta las alabanzas de Dios bajo los brazos abiertos de los árboles a la orilla del camino principal. Y el templo permanece vacío."
"En torno a él se agitan hombres, mujeres y niños, como las abejas que desdeñan el cuenco de oro lleno de miel y vuelan alrededor del loto blanco."

El rey, herido en el centro de su corazón, se fue adonde estaba Norottam sentado sobre la hierba. Y le preguntó: "Padre, ¿por qué abandonas mi templo, el de la cúpula de oro, y te sientas fuera, en el polvo, para predicar el amor de Dios?
-"Porque Dios no está en tu templo" -dijo Norottam.

El rey, frunciendo el ceño, respondió:
-¿Sabes que muchos millones de oro fueron gastados por mi magnificencia para levantar esta bordada maravilla del arte que fue consagrada a Dios con suntuosas e inolvidables ceremonias?"

-"Lo recuerdo -contestó Norattam-; fue precisamente en el año en que millares de personas, con sus casas y sus campos incendiados, en vano clamaban socorro a tu puerta." Y Dios pensó: "Esta vil criatura que no puede brindar socorro a sus hermanos, me construye una morada! Y se fue con los hambrientos y los sin techo bajo los brazos abiertos de los árboles, a la orilla de los caminos.
"Y esa dorada pompa de jabón está vacía. Sólo habita allí el orgullo humeante del incienso.

El rey gritó encolerizado:
-"Sal de mi país."

Tranquilamente el santo replicó:
-"Bien, destiérrame de donde ya has desterrado a tu Dios."

Y partió por el ancho camino polvoriento entre los pobres que le tendían sus brazos.



Dejar las tierras que han desterrado al Dios de Tagore. A veces pienso que es lo que deberíamos hacer todos, al menos durante un tiempo, en vez de empeñarnos en sobrevivir entre zombis, fantasmas y otras modalidades de seres egoístas que nos rodean y que han olvidado lo que significa la palabra “dar” de tanto acumular cosas y educar a nuestros hijos para sobrevivir a tan espantosa jungla.

Hoy no hablo de las “pequeñas cosas” de las que hablaba en el último post, sino simplemente de "cosas" que se pueden comprar y vender con sólo tener dinero, cosas de usar, cosas de regalar y cosas de tirar, cosas que nos dicen valen más que las personas porque convierten en "alguien" a las personas en esta especie de segundo ocaso del imperio romano que vivimos, rodeado de fanáticos del becerro de oro gobernados por hombres del Cadillac que juegan con nuestras vidas con el único fin de engordar al becerro --Menos mal que no lo consiguen, aunque a menudo están demasiado cerca de ello.

Ya más reposado, sé (porque me lo dicen la razón y el sentimiento, extrañamente aunados) que no es el momento, me refiero a mi momento de hacer algo similar. A lo mejor lo es mañana, a lo mejor no lo es nunca. Inshalah.

En la grabación, el gran David Oistrach interpreta al violín el “Claro de Luna” de Claude Debussy.



Ya tenemos los visados. Aterrizaremos en el aeropuerto internacional Indira Gandhi a estas horas dentro de un mes. Si todo viaje es una pequeña vida dentro de la vida, con su propio nacimiento, su propia vida y su fin, este viaje hace ya muchos meses que está en estado de gestación. Y me pasa lo que a las embarazadas en el octavo mes; que me cuesta esperar. La foto está tomada en Jaipur, hace ya 10 meses.

Que te vaya muy bien, Laia; y que tengamos noticias de ti.

A los demás, que tengáis una buena semana.

5 comentarios:

SanFreeBird72 dijo...

Chapeaux por Laia. Con dos pares. Que grande se ha de ser y que valiente para hacer algo así.
cuídate neng
sfb72

SanFreeBird72 dijo...

Y como dice Stairway to Heaven de los Zeppelin a raíz de tu post:

If there's a bustle in your hedgerow
don't be alarmed now
it's just the spring clean for the may-queen
Yes there are two paths you can go by
but in the long run
there's STILL TIME TO CHANGE THE ROAD YOU'RE ON

Oriol dijo...

i... visca la laia!viscaaaa!els millors desitjos per afrontar l' esperada aventura!

tibidabo70 dijo...

Un mes pasa pronto. Pero vuelve al final del viaje, no te quedes por allí. Sabes que te esperamos los que te queremos.

GINEBRA dijo...

Yo deseo a tu amiga un feliz encuentro con otro tipo de vida. Debe ser muy gratificante. Hubo un tiempo en que soñé con ser cooperante e irme a Guatemala o cualquier país latinoamericano con población indígena. Había adquirido demasíados compromisos profesionales y sobre todo familiares. No pude hacerlo, también fuí cobarde como tú y como somos casi todos. Pero siempre ocurre ese pequeño milagro y hay gente que es capaz de dajarlo todo por ayudar o ayudarse a sí misma. Envidio a tu Laia y le deseo lo mejor.
A los que no hemos dado el salto, nos queda el ayudar desde aquí cada día. Hay muchos modos: educar y formar en valores o dar un poco de tu tiempo a otros; vivir con coherencia y conciencia es un modo de colaborar en el sueño siempre posible de un MUNDO MEJOR.
Besos amigo Fernando.