jueves, 17 de junio de 2010

Duro de pasiones

De los 20 poemas de amor..., a Neruda le gustaba éste en especial. A mi también.


Poema 09 - Pablo Neruda

Ebrio de trementina y largos besos,
estival, el velero de las rosas dirijo,
torcido hacia la muerte del delgado día,
cimentado en el sólido frenesí marino.

Pálido y amarrado a mi agua devorante
cruzo en el agrio olor del clima descubierto,
aún vestido de gris y sonidos amargos,
y una cimera triste de abandonada espuma.

Voy, duro de pasiones, montado en mi ola única,
lunar, solar, ardiente y frío, repentino,
dormido en la garganta de las afortunadas
islas blancas y dulces como caderas frescas.

Tiembla en la noche húmeda mi vestido de besos
locamente cargado de eléctricas gestiones,
de modo heroico dividido en sueños
y embriagadoras rosas practicándose en mí.

Aguas arriba, en medio de las olas externas,
tu paralelo cuerpo se sujeta en mis brazos
como un pez infinitamente pegado a mi alma
rápido y lento en la energía subceleste.



Casi tanto como el tercer movimiento de la sonata en si menor de Chopin. Y si lo toca Rubinstein, ni os cuento - cerrad los ojos y volad.





Hora de las velas. Que tengáis un buen día.

1 comentario:

GINEBRA dijo...

Es un poema precioso que no conocía. GRACIAS. Neruda hacía magia con los verbos y los sustantivos; tocaba el cielo con los adjetivos...
Me perdí tu entrada de la Janis, la retomo ahora (para mí era una maga también, toda ella. Hace una semana me regalaron un disco doble en vinilo con sus mejores temas. Lo escucho mucho ahora:)))) Besos de finde