domingo, 12 de octubre de 2008

Los que roban dolor (y devuelven a cambio sonrisas)

Hace años que escucho a Cristina “Princesa Inca” en la Radio. Si os conectáis con la Cadena Ser cualquier viernes de 5 a 6 de la tarde la escucharéis (y a otros componentes de Radio Nikosia) en el programa de Gemma Nierga, La Ventana. Princesa escribía ayer esto en un suplemento de El País.

Soy Princesa Inca, la reencarnación de una de las muchas que hubo, una princesa inca muy especial, pelirroja y pecosa como soy yo. Esto, para un psiquiatra, es una paranoia y para muchos, una locura, pero nadie en el mundo puede con certeza definir el límite exacto entre lo real y lo irreal.

…()…

La vida en sí misma es un sinfín de locuras y paranoias globales aceptadas por todos: “Les llamé locos, me llamaron loco y ganaron por mayoría” porque no existe el loco sino el Otro que lo nombra.

Creo que si la enfermedad mental denomina el sufrimiento de la mente, exists, pero si es una etiqueta para señalar a los diferentes y crucificarles por no seguir la norma, estamos hablando de mecanismos de control en sociedades deshumanizadas y estructuralemente enfermas, generadoras de gente enferma, un sistema psicótoco (paranoico) que destruye mentes sensibles. En la presentación del Libro de Radio Nicosia dediqué este texto a esas mentes:

"A TODOS ELLOS

A los que se quedaron dormidos en el nunca,
a los que sueñan sus verdades y se las niegan,
a los que tienen mucho miedo,
y lloran por cualquier cosa
y se ocultan la cara de vergüenza.

A los tímidos,
a los solos, a los raros,
a los que dudan y dudan
y les llaman inmaduros, débiles,

A los que duermen en la fría cama del psiquiátrico,
a las madres que cogen la mano de su hijo ingresado,
os digo que no nos vendan verdades, que la verdad no existe,
la verdad y la razón son creaciones del hombre
para doler, para medir,

Hay que luchar contra el silencio,
y la ignorancia,
no somos enfermos.
Quién tiene la verdad absoluta, la realidad absoluta,
que la muestre, que la enseñe si puede,
es mentira, mentira, no existe.

A los que llevan cicatrices de haberse rajado las venas,
a los que consiguieron no rajárselas,
a los que les paraliza la angustia,
les paraliza para ser, amar , soñar,
a los que llaman vagos, idiotas, locos, débiles.

No escuchéis la voz de los que viven solo para tener
a los que, la ansiedad, les hace fumar dos paquetes diarios,
a los que no son sociables, ni aptos, ni lúcidos,
ni extrovertidos, ni empáticos, ni asertivos, ni normales,
a los que nunca superaran un test psicotécnico,
a los que llevan medicación en el bolso y el monedero vacío,
a los que ahora están atados a una cama y no nos oyen,
a los psiquiatras que abrazan a sus pacientes
y pidieron alguna vez consejo a un esquizofrénico.

A los que tenemos certificado de disminución
y leemos a Lorca y a Nietszche y lo que haga falta,
a los que no soportaron el túnel y se fueron para siempre,
a los que atravesamos cada día el túnel
agarrados aunque sea a las paredes negras,
a todos los que saben o quieren escucharnos,
y no se fían sólo de los manuales, libros, tesis,
estudios y estadísticas,
a los psicólogos que dan besos.

A los que hemos pasado ya el infierno y el cielo
y no queremos volver nunca más allí.

A los que roban dolor y devuelven sonrisas, dice Sabina. Y sobretodo
a todas esas pupilas dilatadas de tanta química
que miran aturdidas y absortas
pero tienen la luz más hermosa.

Que no existe la locura sino gente que sueña despierta."



He entrado en el blog de Princesa Inca (http://laprincesainca.blogspot.com/) y me gustado tanto que lo he hipervinculado.

Hoy voy a dedicar una canción muy especial (¿os acordáis del final de la película Deprisa, Deprisa, de Saura?) a Princesa Inca.

Y a mi Reina (Si me das a elegir / entre tú y la riqueza, / con esa grandeza / que lleva consigo, ay amor... / Me quedo contigo. / Si me das a elegir / entre tú y la gloria, / pa' que hable la historia de mí / por los siglos, ay amor... / Me quedo contigo.), y a mi Príncipe y a mi Princesa. Y a todos los que (todavía) soñamos despiertos. Y a todas las personas que roban dolor y devuelven a cambio sonrisas.

A todos los que son, sóis (porque os sienten, porque os sentís), somos especiales.



Que tengáis un feliz domingo.

4 comentarios:

GINEBRA dijo...

Delamata, buena reflexión sobre la verdad o la no verdad y la locura... yo creo que la verdad absoluta no existe, sino la percepción que cada cuál tenemos de las cosas y lo que necesitamos creer o percibir. Un beso y feliz domingo

la princesa inca dijo...

gracias por dedicarme un entrada
y estar en tu vinculo!!!

tu blog es muy emotivo,y hay una musica maravillosa.
la canción de los chichos me encanta y la que tienes en todas las entradas.

un beso

ahora la ser será los jueves alas 18 nos cambiaron de día hace una semanita!!!
espero saber que estas con la radio puesta jejeje

de verdad un saludo y aqui estamos para lo que sea.

un beso

.inca

la princesa inca dijo...

hola amigo volví a pasear por aqui
yo tambien te ñinkeo con tu permiso
es guapo tu blog...
y son los chunguitos no los chichos
es que me hago un lio con los dos
jajjjaaa
besos

la princesa inca dijo...

linkeoooooooo no ñinqueo es que es mu tarde y estoy dormida casi
jejje