sábado, 11 de abril de 2009

Vida

Aquí siente uno cómo la vida sale de la ceniza volcánica y te atraviesa el alma, quizás sintió algo así José Hierro cuando escribió su celebérrimo poema.

VIDA - José Hierro

Después de todo, todo ha sido nada,
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo
supe que todo no era más que nada.

Grito «¡Todo!», y el eco dice «¡Nada!»
Grito «¡Nada!», y el eco dice «¡Todo!»
Ahora sé que la nada lo era todo.
y todo era ceniza de la nada.

No queda nada de lo que fue nada.
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada.)

Qué más da que la nada fuera nada
si más nada será, después de todo,
después de tanto todo para nada.



Me chifla el poema. Y me chifla esta canción, que me regalo y os regalo.





Que tengáis un buen día.

1 comentario:

Il Cavaliere dijo...

Preciosas ambas. mas positiva la poesia que la cancion. Me encanta ambas

Saludos