miércoles, 3 de septiembre de 2008

¿Quién atardece junto a mi corazón helado?

Hoy he leido por primera vez poesía de Julio Llamazares. Le conocía por sus novelas, pero no sabía que hubiera escrito poesía. Ésta es de su “Memoria de la Nieve” de 1982; me parece portentosa.

30. ¿Qué espero aún de la espiral del tiempo...? (Julio Llamazares)

¿Qué espero aún de la espiral del tiempo, de esos cuernos epílogos
que suenan en los bosques?

¿Quién atardece junto a mi corazón helado?

Por el paisaje gris de mi memoria, cruzan arrieros sin retorno, pastores y alfareros
olvidados, bardos ahogados en el miedo lacustre de sus propias leyendas.

Solo estoy, en esta noche última, coronado de cierzo y flores muertas.

Solo estoy, en esta noche última, como un toro de nieve que brama a las estrellas.


Leo solo esta noche la referencia a la última noche en soledad del poema mientras suena el “Stabat Mater” de Pergolesi; es de ese tipo de música que apetece escuchar a la luz de una, como mucho dos velas. Y, como ocurre con el réquiem de Mozart, una obra escrita por encargo y compuesta en las últimas semanas de vida del autor -en el caso de Pergolesi, con veintiséis años de edad (¡!).



En la versión que os cuelgo, cantan Andreas Scholl y Barbara Bonney. Es diferente a las versiones que suelen circular, donde cantan dos mujeres – de éstas, me gusta especialmente el que tengo en casa, en versión de Mireia Freni y Teresa Berganza (a vuestra derecha). Si no lo tenéis, ya sabéis.



Si estáis en la cama, que soñéis con los angelitos. Y si no, también.

1 comentario:

GINEBRA dijo...

Delamata, el poema de Julio Llamazares es una verdadera joya. Buscaré sus poemas y los leeré. Saludos y buen fin de semana. Un Beso.